verruga plantar

Las verrugas plantares, papilomas en los pies u ojos de pescado , son pequeñas lesiones cutáneas que aparecen en las plantas de los pies y crecen hacia dentro, pudiendo presentar una mayor o menor raíz. Además, pueden presentar pequeñas manchas negras en su superficie. Las verrugas plantares pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas, un correcto tratamiento permite la desaparición total de las mismas.

En nuestra clínica podológica de Alboraya contamos con tratamientos para verrugas plantares de última generación y altamente eficaces. También contamos con otra clínica en Alaquás. Nuestro personal está a tu disposición para proporcionarte soluciones y mejorar tu calidad de vida.


Causas de las verrugas plantares


Las verrugas plantares, también denominadas papilomas de los pies, tienen relación con distintos tipos de virus pertenecientes a la familia del virus del papiloma humano (VPH), por lo que, aunque se contagian, son benignas. Afectan a cerca del 10 % de la población, sobre todo la suelen sufrir con más asiduidad e intensidad niños y adolescentes.

Existen dos tipos de verrugas plantares principalmente. En forma de verruga superficial, es decir, la afección cursa con la aparición de numerosas verrugas no dolorosas y con aspecto de callosidad dispersas por la planta del pie. O en forma de verruga mirmecia, ésta es una única verruga profunda y de gran tamaño que produce dolor al paciente al presionarla. Es por ello que los síntomas de verrugas plantares no siempre son detectables por el paciente (en caso de no presentar dolor), siendo únicamente la valoración visual el único síntoma detectable.


Diagnóstico y tratamiento de verrugas plantares


Para el diagnóstico el podólogo lleva a cabo un sencillo examen clínico que le permite descartar otras posibles alteraciones de la planta del pie antes de establecer un diagnóstico definitivo.

Existen algunos factores que afectan al tratamiento de una verruga plantar, como el tipo de verruga y su profundidad, y el tiempo que haya transcurrido desde la primera aparición. Las verrugas plantares pueden tratarse con una preparación queratolítica que se aplica directamente sobre la verruga. Otro modo muy empleado es la crioterapia, que se basa congelar la verruga con nitrógeno líquido y extraerla con ayuda de un bisturí. Por último, está el tratamiento con láser, que es una técnica algo más complicada y que precisa de la utilización de anestesia.

Volver

Tratamientos pología

- Listado de tratamientos de podología ofertados en nuestra clínica.
© 2018 - Clinica Zaho - Todos los derechos reservados. AVISO LEGAL
Utilizamos cookies propias y de terceros. Al visitar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de ellas.
Más información
?>